Yoga Dinámico

     Las posturas (ásanas) de yoga han sido diseñadas y perfeccionadas a lo largo de  siglos para producir un efecto profundo en el cuerpo. Armonizan los distintos sistemas que lo componen como el circulatorio, digestivo, respiratorio y, por supuesto el músculo-esquelético, para que trabajen conjuntamente devolviéndoles el nivel de rendimiento óptimo, pero sobre todo mejora el sistema endocrino, y, esto es importante porque es el auténtico cerebro fisiológico del cuerpo. Hormonas como el cortisol, la adrenalina, la serotonina, la melatonina, etc, son las que manejan nuestro estado de ánimo, nuestra energía y, a medio plazo nuestra salud.

comienzo de clase colectiva yoga dinámico en Guadalajara

    Mediante el Yoga Dinámico los músculos se fortalecen, ganamos equilibrio emocional, alegría y agilidad y, por supuesto, la salud mejora.

 

     Al practicarlo estamos recogiendo el profundo conocimiento del cuerpo que esta antiquísima disciplina a desarrollado y verificado durante tanto tiempo.

 

     En Yoga Dinámico se suceden las posturas en forma fluida,  agradable e intensa a la par, para que se hagan presentes sus beneficios. Lo primero es el cuerpo, como base del ser, para que también puedas estar mentalmente bien. Es como una meditación en movimiento en la que  trabajamos alineados con la respiración y en forma progresiva para que cada alumno marque sus tiempos de mejora. Sin embargo la clase es intensa y supone una ejercitación integral. Las ‘ásanas’ o posturas desafían al alumno según su condición física personal, e incluso según las circunstancias y el estado de ánimo con que nos encontremos cada día, para conseguir una completa atención en intimidad con el cuerpo y disfrutar sus efectos.

calentamiento previo para trikonásana, adho mukha svanasana y parada sobre manos en yoga dinámico

     Primero es la precisión y, después el movimiento. Es un yoga que nos hace estar muy presentes, nos instala en el momento actual donde no hay lugar para ansiedades producidas por los pensamientos del pasado y las tareas del futuro.

clase particular de torsiones para parivrtta trikonásana

     Las sensaciones comunes al finalizar una clase son de bienestar y relajación, son el premio a la aplicación con que nos desempeñamos durante cada clase y, la consecuencia de los efectos tan particulares que el yoga nos regala. Es yoga es mucho más que deporte.

 

   Y lo mejor es que esta sensación de bienestar es duradera más alla de la clase y nos da recursos fuera del centro, para encontrarnos mejor mental y físicamente y, afrontar con más armonía las emociones, además corregir una amplia gama de molestias, como ya es bien acreditado por múltiples estudios científicos.

 

    Impartido por profesores especializados.